Page 49 - Historia 7

This is a SEO version of Historia 7. Click here to view full version

« Previous Page Table of Contents Next Page »
© Santillana
47
Yauco
Yabucoa
Villalba
Vega
Alta
Quebradillas
Santa
Isabel
Isabela
Moca
Rincón
San
Sebastián
Manatí
Morovis
Toa Alta
Naranjito
San
Lorenzo
Hormigueros
Maricao
Utuado
Ponce
Juana
Díaz
Mayagüez
Jayuya
Orocovis
Salinas
Guánica
Humacao
Fajardo
San Juan
Guayama
Guayanilla
Vega
Baja
Toa Baja
Peñuelas
San
Germán Sabana
Grande
Patillas
Vieques
Culebra
Maunabo
Río
Grande
Naguabo
Luquillo
Loíza
Las Marías
Lares
Lajas
Trujillo
Alto
Gurabo
Juncos
Cataño
Corozal
Comerío
Coamo
Cidra
Ciales
Ceiba
Cayey
Camuy
Caguas
Cabo
Rojo
Barranquitas
Barceloneta
Arecibo
Añasco
Aguas
Buenas
Aguadilla
Aguada
Adjuntas
Aibonito
Monumentos y hallazgos arqueológicos precolombinos
La cerámica ostionoi-
de recibe su nombre
porque se reportó por
primera vez en Pun-
ta Ostiones, en Cabo
Rojo. Se extendió pro-
gresivamente hacia las
demás Antillas Mayores
y Bahamas.
La cara del cacique Mabodamaca,
tallada en la piedra de una mon-
taña, en Isabela, es un recordato-
rio de su valentía al luchar para
defender a su pueblo. El cacique
dirigía un yucayeque cerca del río
Guajataca.
La cueva del Indio, localizada en
Arecibo, se destaca por ser una
cueva marina donde se han en-
contrado importantes hallazgos
arqueológicos. En sus paredes, se
encuentran petroglifos taínos.
En el Centro Ceremonial Indí-
gena Tibes, en Ponce, se des-
cubrieron bateyes, plazas cere-
moniales y una gran cantidad
de objetos que pertenecieron
a las culturas precolombinas
igneri y pretaína.
La Piedra Escrita de Jayuya es un
inmenso monolito que se en-
cuentra en el río Saliente, y forma
una piscina natural. En este lugar,
hay una importante colección de
petroglifos taínos.
El Jardín Botánico de Caguas se
divide en zonas educativas, en-
tre las que se encuentra la Ar-
boleda Ancestral Taína, que rin-
de honor a los taínos mediante
un proyecto de arte público ins-
pirado en los bateyes.
Vieques fue el hogar de
los arcaicos, unos de los
primeros habitantes de
nuestro archipiélago.
En el yacimiento de La
Hueca, se desenterra-
ron amuletos en forma
de ave fechados de en-
tre los años 5 y 245 de
nuestra era.